PLASMA RICO EN PLAQUETAS

El tratamiento facial con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una técnica avanzada de rejuvenecimiento que utiliza los componentes de tu propia sangre para mejorar la apariencia de la piel.

  • Mejora la textura y reduce las cicatrices.
  • Estimula el colágeno.
  • Rejuvenecimiento de la piel.
  • Extracción de sangre: Se extrae una pequeña cantidad de sangre del paciente.
  • Procedimiento del plasma: La sangre se centrifuga para separar el plasma rico en plaquetas del resto de los componentes sanguíneos.
  • Aplicación del PRP: Se inyecta en áreas específicas del rostro y se aplica en combinación con microneedling para potenciar la absorción y los beneficios del tratamiento.
  • Post-procedimiento: Se proporcionan recomendaciones para maximizar los resultados y minimizar las molestias.

Verse y sentirse bien es una decisión

© Todos los derechos reservados